Jueves, Febrero 29

Un espacio de difusión, reflexión y promoción del Derecho Probatorio en Chile.

Registro de encomienda e insuficiente motivación de sentencia (rechazado) 2014

Caso Villalón y Parra  (10 de febrero 2015/ Rol: 31090-14)
Recurso de nulidad penal por prueba ilícita
Corte Suprema (Ministros Juica, Dolmestch, Künsemüller, Brito y Cisternas)

Decisión recurrida:

Manuel Villalón y Juan Parra fueron condenados por el Cuarto Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago, como autores del delito de tráfico ilícito de estupefacientes a cumplir la pena de 3 años y 1 día de presidio, multa de 10 UTM y penas accesorias.

Argumentos del recurrente:

La defensa de Juan Parra invocó como única causal de nulidad el art.373 del CPP, alegando la infracción de los derechos al debido proceso y a conocer la prueba de cargo que sustenta la acusación, y de la garantía de privacidad e inviolabilidad de las comunicaciones, citando al efecto el art. 19 número 3 y tratados internacionales de derechos humanos. Tal infracción se produjo porque la orden de registro e incautación de la encomienda que contenía la droga descubierta no consta en el sistema judicial, y el tribunal la dio por acreditada solo por la declaración de los funcionarios policiales, quienes la recibieron a su vez de forma verbal.  La defensa de Manuel Villalón invocó las causales de nulidad de las letras c) y e) del art. 374 CPP, fundado en que se alegó la inexistencia de orden judicial para la apertura de la encomienda, pero el tribunal resolvió dar por acreditada la existencia de dicha orden a través de las declaraciones de funcionarios, estimando como un error administrativo la falta de registro de la orden en el sistema judicial.

Argumentos de la Corte Suprema:

La Corte decidió rechazar los recursos por unanimidad, considerando que los estos cuestionan la convicción alcanzada por el tribunal acerca de la existencia de una autorización judicial para la diligencia de apertura de una encomienda que era apuntada por perros detectores de droga. El tribunal dio por acreditado este hecho a través de las declaraciones contestes de los funcionarios policiales, las cuales fueron rendidas en la audiencia de juicio oral. El deber de fundamentación de la sentencia ha sido cumplido ya que no se ha infringido el principio de razón suficiente, al haberse generado la convicción sobre la base de la prueba rendida en juicio y debidamente valorada. Esta convicción no es derrotada por la ausencia de RUC de la diligencia, pues se trata de una cuestión administrativa que no fue discutida en la audiencia de juicio oral.

Ver sentencia

Compartir en redes